100

NO QUISO ESPERAR A LA CONVENCIÓN DE TATUADORES Y MIRA LO QUE LE TATUARON

Lo barato sale caro dice el refrán popular y así paso, pero esta vez por no esperar. Un hombre, que no quiso revelar su nombre, quería tatuarse antes del fin de semana, pero los tatuadores de Ushuaia estaban todos ocupados con los preparativos de la Convención de Tatuadores Fin del Mundo.

La ansiedad del hombre le jugó una mala pasada y buscó quien pudiera plasmar el arte en su piel por los clasificados. El turno, programado para el jueves por la tarde, no tuvo ni un poquito de éxito. La idea con la que fue resultó muy distinta a la plasmada. Según el relato del damnificado el quería un tigre blanco de bengala en honor a su apodo «Tigre» pero al ver al espejo la «obra de arte» se largó a llorar. Sumado a todo esto el tatuador le exigió la suma de igual manera, ya que él había gastado tinta. Los involucrados terminaron en una pelea a las piñas a la que tuvo que asistir la policía.

Deja una respuesta

100